¡Bienvenidos al blog de Julio! abierto las 24Hs...

lunes, 21 de junio de 2010

In Memoriam


Llovía. Como todos los días desde hacía años, lo último que hacía antes de irse a dormir, era dar un paseo, hiciera frio, calor, nevara o lloviera, pero esta noche no; no hacía falta, de todas formas salió al portal.

Encendió el cigarrillo, exhaló el humo de la primera calada, carraspeo, -tengo que dejar de fumar de una vez,-Todas los días se repetía lo mismo.

Llovía, se hacía más visible a la luz de la farola, se quedo absorto, al igual que le pasaba con las brasas de la chimenea, le relajaba y su mente vagaba a su libre albedrio, arreciaba el chaparrón, las gotas de llovía formaban una cortina de agua al atravesar la luz, le vino a la memoria algo que su madre le decía cada vez que llovía,-“La gente dice que son los ángeles que lloran, pero no; te diré la verdad, entonces le daba un halo de misterio que llamaba su atención; cada gota es un deseo, y cada uno puede encontrar el suyo”.

-¿Cómo se sabe que gota es la que trae tu deseo?,-le preguntaba al tiempo que seguían mirando la lluvia por el ventanal de la cocina.

-Hay que mirar con el corazón,-contestaba, siempre se quedaba con las ganas de preguntar ¿Cómo se miraba con el corazón?, pero había preguntas que le intrigaban más,-¿Quién ponía los deseos en las gotas de lluvia?, alguien las tenía que poner en las nubes para luego que las gotas las llevaran hasta el suelo, ¿No?.

-Cada persona buena que se ha ido, y cada ser vivo que se ha sentido querido, puede poner deseos,- Entonces, inevitablemente intentaba localizar esa gota de lluvia que le traería el deseo y que le devolviera aquel gorrión que crió,-pero se ve que no sabía ver con el corazón, y nunca localizó esa gota del deseo, su madre seguía liada frente a la lumbre preparando la cena para cuando llegara su padre.

La verdad, es que nunca había perdido la ilusión irracional de encontrar su gota de lluvia del deseo.

Sacudió con el dedo índice de su mano derecha el cigarro para quitar la ceniza, una gota certera apagó la lumbre del pitillo, instintivamente miró al cielo, al tiempo que sacaba del bolsillo el mechero para volver a encender el piti, se llevó el cigarrillo a los labios y acercó el mechero al cigarro, “Chas”,”Chas”, una llama titilante brotó, y una gota de lluvia, tan certera como la anterior la apagó, levantó la cabeza nuevamente, la farola tenía una luz diferente, es más, ¡no llovía!, y él se encontraba paseando por la acera, con las adelfas de flores rosas a la izquierda, y a la derecha, macizos de una enredadera de flores blancas, retamas de flores amarillas, acacias, algún que otro abeto, y una pradera natural en la que también había tomillo, y unas florecillas chiquititas moradas.

No entendía nada, estaría perdiendo la razón, miró a su alrededor, el entorno no le era desconocido, caminó acera arriba, ¡cuánto le hubiese gustado dar aquel último paseo!, aunque era muy pesada, siempre llevaba aquella lista interminable de olores, y tenía que puntear todos antes de volver a casa, ahora lo echaba de menos……., le distrajo de sus pensamientos un aroma parecido al jazmín, la verdad, ese aroma siempre le parecía fuerte.

Incrédulo extendió su mano derecha para comprobar que no llovía, dos nuevas gotas de lluvia cayeron en su palma, sacudió la mano para quitárselas, pero al mirar nuevamente su mano, estaban allí, se tornaron en un arco iris que fue creciendo a su alrededor, fue entonces cuando , por la pradera bajaba aquel mastín que hacía más de un año que no veía, aunque todo este tiempo pensó que dada su avanzada edad, 14 años, ….., el caso es que ahora no arrastraba sus cuartos traseros. ¡No era posible!, junto a él estaba aquel labrador blanco que atropellaron frente al portal de su casa, comenzó a asustarse, metió la mano en su bolsillo y encontró su pequeño escarabajo de cristal.

-A mi no me preguntes, no tengo nada que ver,- Si no había preguntado nada

-Ya sé que no, de todas formas yo te lo aclaro, es tu sueño, o mejor dicho tu deseo, ¡tú sabrás que has deseado!, yo solo puedo llevarte por el mundo de la imaginación no de los deseos, pero si te diré algo, esta por ahí.

-Y tú que sabes, no dices que perteneces al mundo de la imaginación,-entrometido, siempre parecía saber todo, y cuando le necesitaba para entrar en su mundo, no aparecía.

-Si quieres llamo a la luciérnaga para que te ayude,- Insistió

-¿Que luciérnaga?,- de repente estaba hablando con el escarabajo de cristal cuya tonalidad comenzó a cambiar.

-Cual va a ser, no te acuerdas ya de ella, tenía unas alas de mariposa grandes, de un tono azul con pequeños destellos y pequeñas briznas de polvo estrellado que se precipitaban al suelo, -Sí, sí que se acordó, en ese instante, la flor rosa de la adelfa que tenía a su izquierda aumento su color tornándose en un azul violeta y revoloteando a su alrededor.

-Hola,sígueme,-Instintivamente siguió la estela de pequeñísimas estrellas de cristal brillante, todo podría ocurrir.

14 comentarios:

Militos dijo...

Precioso relato, Julio, todo puede ocurrir cuando se desea con fuerza.
Que las gotas de lluvia encierren los deseos debe ser cierto, gracias por decirlo, ya estoy deseando una pronta llovizna.

Un beso

isla dijo...

Julio..no sabes cuánto te he echado de menos... que placer "oirte" de nuevo..
Por favor...no faltes tanto...(si puedes..)
Sigue escribiendo... es maravilloso leerte. (consigues que me sienta como un niño pequeño al que cuentan un cuento...), se me queda el alma como suspendida...
Un abrazo enorme
Isla

gaviota dijo...

el empeño es el comienzo jamas rendirse antes muerto besitos gaviota

Marinel dijo...

¿Ves qué fácil?
Todo está en confiar, en dejarte llevar por los instantes mágicos que se presentan y por esos personajes imposibles para otros, y tangibles para aquellos que creemos en ellos...
;)
Síguelos!
Besos maestro.

Julio dijo...

Militos, gracias por pasar, la verdad es que hay mundos que de vez en cuando te dejan pasear por ellos, lógicamente invitado por sus moradores.
Un abrazo
Julio

Julio dijo...

isla, gracias por tus palabras, tienes razón, pero la verdad, no siempre me visita el escarabajo maldito que me cuenta cosas, es más, me ha dejado a mitad del relato, no se como sigue, estoy enredado en la estela.
Un abrazo
Julio

Julio dijo...

Gaviota, que razón tienes, gracias.
Un abrazo
jULIO

Julio dijo...

Marinel, la verdad es que no siempre el guardián de esos pequeños mundos me permite visitarlos, aunque de vez en cuando me manda a los duendes.
Gracias hada
Julio

isla dijo...

Julio,(sin ánimo de molestar) no creo que estés enredado en la "estela"...
¿sabes?, creo que el dolor todavía no te permite "soñar e imaginar"... creer en "los milagros", pero tú sabes perfectamente que sí.. que existen... que la magia es la orilla contraria de tu tristeza.
Sólo mirar con "los ojos" cerrados y dejar que nos marque el rumbo como latidos... y ...sucederá..
(creo que eres un maravilloso contador de historias, porque hay verdad en lo que sientes y dices...)
Un abrazo...
isla

La Gata Coqueta dijo...

Se acerca
en mutuo silencio
y languidez extenuá

Otro fin de semana
para allegar el descaso
y ser disfrutado

Según va emergiendo
cual fuente cristalina
desnudando el alma

En un simulado abrazo
en las verjas del olvido
esperando el siguiente

María del Carmen

La Gata Coqueta dijo...

Cordialmente te dedico
estas palabras, iniciando así
el lunes con buen positivismo
para; JULIO


Estelas virtuales

Comienza la semana
se crecen las ideas
todo se hace posible

Porque así lo sentimos
la euforia nos cubre
dejándose besar por ella

Nos invita a ir depositando
semillas de estima y aprecio
en los espacios amigos

Que desde hace tiempo
nos unen sus letras
que brillan en la alborada

Con poemas imaginarios
o conjuntos de realidades
que nos van descubriendo
la belleza de ese ser humano

Que a través de los sentimientos
nos va dejando estelas...
...cada vez más hondas
para ser recordadas...
y nunca olvidadas
formando parate de mi estar
al leerlas cada mañana...

María del Carmen

Julio dijo...

Gracias Gata.
Un abrazo
Julio

Aprendiendo a mirar dijo...

Hola Julio gracias por tu visita, precioso relato. Puedes poner a mis gatitos en tu blog.

Julio dijo...

Mª del Carmen, gracias, en breve pondré los gatitos.
Un abrazo
Julio

Quizás te puede interesar